Blog

La magia de las maquetas en la historia del cine

Qué poderosa es la magia del cine, ¿verdad? Nos hace creer en escenarios fantásticos, más allá de nuestra imaginación, o calles despobladas con periódicos volando. Da igual los años que pasen, el cine siempre nos va a sorprender y para bien. Es como el vino, según pasan los años va mejorando, pero eso lo hace con la ayuda de las nuevas tecnologías, aunque siempre está el típico toque que le da ese sabor de antaño.

La magia de las maquetas en la historia del cine

 

Muchas de las escenas más míticas de la historia del cine de ahora se han llevado a cabo con lo que conocemos como la “pantalla verde”, un elemento que permite a los editores gráficos insertar cualquier espacio creado previamente. Pero, ¿y cómo se hacía todo eso cuando no se tenía este recurso? Con maquetas.

En efecto, precisamente arquitectos trabajaban en crear maquetas para las películas de Hollywood, aunque a día de hoy, todavía hay algún director que no puede resistirse a la tentación de acudir a las maquetas. De hecho, la primera vez que se utilizó una maqueta fue a inicios del siglo XX con el realizador francés Georges Méliès, pionero del cine y de los efectos especiales, con Le voyage dans la lune en 1902. 

No cualquiera puede hacer una maqueta, solo un especialista como lo son los arquitectos puede tener la visión, perfección y esa delicada mano para crear tal obra de arte que, además, quedará en el recuerdo para la historia. Para los arquitectos, según explican en “Cosas de arquitectos”, las maquetas son el mayor acercamiento que tienen de manera física a un proyecto, la escala depende de los detalles que quieren visualizar, con diferentes tipos de maquetas ya que todo depende de lo que quieran ver o plasmar.

Por tanto, crear una maqueta para una película no es nada sencillo y requiere de mucho trabajo, tiempo, constancia y mucha paciencia. Los arquitectos se encargan de que todo salga bien, a pesar de que tendrán un equipo detrás que les ayude. Tienen que plasmar en un número limitado centímetros e incluso metros lo que el director quiere reflejar o la escena que tiene en mente para dejar anonadado al espectador. 

 

Maqueta Rivendel, El Señor de los Anillos
Maqueta Rivendel, El Señor de los Anillos. Mundo películas

Las maquetas más míticas del cine

  1. TRILOGÍA DEL SEÑOR DE LOS ANILLOS

¿Quién no ha oído hablar nunca de una de las sagas más famosas del mundo? El Señor de los Anillos es de las trilogías más épicas de la historia del cine que marcó a muchos y que reflejó a la perfección la historia narrada en el libro original escrito por J.R.R Tolkien. Además, la saga ha continuado hace unos años con el principio de toda la historia antes de El Señor de los Anillos, titulada El Hobbit. 

 

De por sí las películas de la saga están ambientadas en los espectaculares bosques y la naturaleza en general de la maravillosa isla de Nueva Zelanda. Cuando se trata de paisajes Peter Jackson recurre a la madre naturaleza que, como se ha podido observar, nos deja sorprendidos. Por otro lado, para llevar a cabo ciertas escenas que requieren colosales castillos, es necesario acudir a los arquitectos. Minas Tirith, Rivendel, Barad-dûr, el Abismo de Helm… y muchos otros han sido creados mediante una maqueta de grandes dimensiones que han dado el pego de ser una edificación real.

día de la independencia
Película El Día de la Independencia. Cosas de Arquitectos

2. DÍA DE LA INDEPENDENCIA

Un clásico de los cines interpretado por Will Smith y Jeff Goldblum donde unos extraterrestres vienen a invadir la tierra (una temática que no falla en muchas películas de Hollywood) y tratan de hacer llegar un mensaje a los terrestres: haciendo explotar la Casa Blanca de los Estados Unidos. Para ello, el director mandó crear una maqueta de la edificación, que es bastante grande, para luego hacer que explote para la escena. Podría decirse que el trabajo fue la bomba.

Hogwarts, Harry Potter
Hogwarts, Harry Potter. Cosas de Arquitectos

3. LA SAGA DE HARRY POTTER

No dejamos de ver clásicos en este artículo y no era para menos poner la de Harry Potter, una saga que no se pensó que iba a tener mucha repercusión social y a día de hoy todavía hay películas que se siguen proyectando en los cines, jamás ha pasado de moda. De hecho, un dato curioso, cuando se fue a rodar la primera película, no quisieron gastar mucho dinero dada las pocas expectativas que tenían de triunfar, pero visto lo visto, todo dio un giro inesperado. Al margen del dinero y su fama, lo que es interesante es la maqueta que hicieron para grabar el famoso castillo de la Escuela de Hogwarts de Magia y Hechicería. Un castillo que, además, vamos viendo su evolución a lo largo de las películas hasta verlo casi destruido en las últimas entregas de la saga. Tiene 15 metros de ancho. 

Maqueta Los Cazafantasmas. Cosas de arquitectos

 

4. LOS CAZAFANTASMAS

Una de las míticas de las pantallas de Hollywood que está más marcada por su mítica banda sonora que por la maqueta en sí, pero que no deja de ser importante y curioso. La película está grabada en las famosas calles de Nueva York que han servido y siguen sirviendo para todo tipo de rodajes audiovisuales, tampoco pasa de moda. Para la escena que querían hacer, necesitaban crear una maqueta lo suficientemente grande de las calles de la ciudad que nunca duerme para que el monstruo de la película hiciera como si estuviese destruyéndola.


El Motor De La Creatividad
Tendencias

El Motor De La Creatividad

‘La creatividad es la inteligencia divirtiéndose’ decía Albert Einstein Tina Selling la describe en su

Explora otras categorías